Daniel Chiocarello: Si no es el candidato del peronismo va a crear un partido local. (Fuente: Radio Regional Las Varillas)  
 
     
     
     
  El Privilegiau por la Ardilla Tenor dedicada a Carlitos Vidal.  
 
     
     
     
  Editorial Tándem desenmascarado.  
 
     
     
     
  Entrevista a Fernando Coiset en qqoqo en FM, en RADIO  
 
     
     
  Las Varillas, 15 de febrero de 2012  
 
A mis lectores, a mis oyentes, a mis televidentes:
 
     
 
Por Gabriel Peloso
 
   
     
 

Miguel de Unamuno escribió a sus lectores el texto del que hoy me apropio. Mi alma siente una identificación mental y afectiva, casi a  perfección, de algo que razono y medito desde hace mucho tiempo, desde que comencé a pensar en Quien Quiera Oír Que Oiga:

“Y dicen que molestamos no tanto por lo que decimos como por la manera de decirlo. Sí, es porque en vez de cortar esas asociaciones finamente, con bisturí y cloroformizando antes al paciente o hipnotizándole, lo hacemos a tirones y cuando está más despierto. Es cuestión de método y es cuestión de temperamento. El cloroformo, tanto clínico como literario, tiene sus inconvenientes, y hay ocasiones en que al paciente le hace falta el dolor. Irritar a las gentes puede llegar a ser un deber de conciencia, doloroso deber, pero deber al fin y al cabo.

Y luego hay otra cosa que me hace antipático, ya lo sé, y es mi falta de impersonalidad, lo incapaz que soy de hacer eso que llaman labor objetiva… Sí, sí, está muy bien eso de hacer un uso discreto de los conocimientos. Como está muy bien hacer un uso discreto de las riquezas. Pero es que ni los conocimientos ni las riquezas son nosotros mismos, sino algo pegadizo, algo que va y viene, algo que puede tomarse y dejarse. Pero de mi mismo no puedo hacer un uso discreto. Si me quitan una peseta o un duro puedo conformarme, pero difícilmente  me conformaré si me quitan un brazo y menos un pedazo de alma. Una peseta, un duro, puedo darlo discretamente, pero un brazo, un pedazo de alma, estos no puedo arrancármelos y darlos, sino apasionadamente, esto es, indiscretamente. Y yo no doy ideas, no doy conocimientos; doy pedazos de alma. Me importa menos, mucho menos las ideas que expongo que el modo de exponerlas. No os fijéis en la peseta que os dé, sino en el calor que lleve de mi mano.

Sí, ya lo sé, soy antipático a muchos de mis lectores y una de las cosas que más antipático me hacen para con ellos es mi agresividad tal vez morbosa, no lo niego. Pero es, amigo, que esa agresividad va contra mí mismo, que cuando arremeto contra otros es que estoy arremetiendo contra mí mismo, que vivo en lucha íntima. ¿Qué me imagino que me interpretan mal? ¡Claro está! Como que yo mismo no acierto a interpretarme siempre. Las ideas que de todas partes me vienen están siempre riñendo batallas en mi mente y no logro ponerlas en paz. Y no lo logro porque no lo intento siquiera. Necesito de esas batallas.”


Gracias Don Miguel de Unamuno por ahorrarme el trabajo de escribir lo que nunca podría, ni siquiera, haber garabateado.

G.

 
     
 
Las Varillas, 16 de diciembre
 
  ¿Emergencia Económica?  
 
Por Luciana Bonino
 
     
   
     
 

La situación financiera en la que se encuentra la Municipalidad,  con la solicitud del crédito para el pago de aguinaldos, demuestra que los números no están bien…

Apenas asumió Juan Pablo Rujinsky, por allá en diciembre de 2007, semanas después, declaró la Emergencia Económica de la Municipalidad. En conferencia de prensa, afirmaba que la Municipalidad se encontraba en problemas financieros y que iban a tener que tomar medidas extremas para mejorar la situación de las arcas del municipio.

No evitaron críticas a la anterior gestión, apuntando principalmente a Coiset  y a todo su equipo de Gobierno, como responsables de  la desfinanciación y del desorden administrativo.
Mucha gente creyó el discurso de Rujinsky e incluso lamentó la situación económica  por el estado en que había recibido la Municipalidad, sin embargo, desde nuestro medio, consideramos que la Emergencia Económica, no existía y nunca existió.

Nuestra opinión, crítica a la gestión de Rujinsky y única en los medios de comunicación varillenses, se argumentaba con ejemplos claros y datos objetivos que demostraban que los números en el municipio no estaban tan mal como lo planteaba el Intendente.

En plena emergencia económica, se aumentaron los sueldos los funcionarios, incluido Rujinsky y días más tarde, ante la complicada realidad que se quería mostrar,  el Intendente se tomó vacaciones.

Pero eso no fue todo, con el tiempo, otros hechos fueron confirmando que la Emergencia Económica había sido un invento o tal vez una excusa del ejecutivo para tomarse más tiempo, y organizar un proyecto de gestión. En esa Emergencia Económica que había anunciado el Intendente, se pudo comprar un salón de casi un millón de pesos, donde hoy funciona el nuevo Palacio Municipal y se abrió una calle, que costó alrededor de $200.000, que según explicaron era para desagües… hoy podemos ver que el agua no se escurre y en ese lugar, se están construyendo complejos de departamentos. Parece indicar que el verdadero motivo del proyecto de apertura de calle era para un negocio inmobiliario y no para desagües… pero ese es otro tema.

Dicen los que algunas vez afrontaron una verdadera emergencia económica, que ante esa situación, el Municipio no puede invertir y hasta tiene problemas para pagar sueldos a sus empleados. Menos aún, aumentarse los sueldos. Es decir, se deben atender las prioridades de la comunidad.
Hoy la realidad, nos muestra un escenario totalmente diferente. Hoy la Municipalidad no puede pagar aguinaldos, por lo que ha solicitado un crédito. Inclusive, a lo largo de este año, los empleados municipales ha cobrado el salario en cuotas y el pago a proveedores viene bastante atrasado.
Según el Intendente, las obras públicas no se pueden realizar por la Crisis Internacional, sin embargo el Municipio sigue recibiendo importantes fondos de la Provincia y de la Nación y la coparticipación ha aumentado.

Todo esto nos genera una pregunta: ¿No será que hoy sí la Municipalidad está en una emergencia económica?

Es evidente que mientras el Intendente se esfuerza en decir que el crédito no va a afectar a las finanzas, la realidad es una: no pudieron pagar aguinaldos. Ni en plena emergencia económica la Municipalidad tuvo ese inconveniente, ni en plena emergencia económica, se solicitaron créditos para sueldos.

¿La Municipalidad estará en emergencia económica? Claro está, que se declarar una emergencia económica Rujinsky debería responsabilizar al que lo antecedió, es decir, debería reconocer que él mismo no hizo las cosas bien para llegar a esta situación. Rujinsky debería culpar a Rujinsky.
¿Cómo podrán explicar la solicitud del crédito para los aguinaldos? Declarando emergencia económica, seguro que no.

 
     
  Las Varillas, 09 de diciembre de 2011  
  Eficiencia... ¿Dónde estás?  
     
   
     
 

En estos cuatro años de gestión de Juan Pablo Rujinsky, el Intendente ha tenido una gran dedicación en querer demostrar que su gestión era eficiente. Pero los dichos, una vez más no se coincidieron con los hechos. Los ejemplos estuvieron a la vista, al menos a través de nuestro medio de comunicación hemos demostrado que la eficiencia de la gestión del Intendente, esa que pregonaba en cada oportunidad que tenía un micrófono cerca, no era tal.

Como para validar lo que decimos, podemos dar ejemplos y datos objetivos. Este año, la Municipalidad fue intimada para que presentara la documentación correspondiente para recibir los fondos para el predio del Parque Industrial; en otra ocasión, el mismo Intendente reconoció en el medio radial de sus asesores Cersofios y Dupráz, que no tenía conocimiento de la aprobación de una ordenanza que él mismo había firmado. Esta misma gestión,  que siempre se quiso mostrar como ordenada en las finanzas, pagaba en cómodas cuotas los sueldos a los empleados municipales.

Y como si todo ello no terminara de contradecir al Intendente, para coronar la gestión, la Municipalidad se endeudará para pagar el aguinaldo al personal. Así es, el Ejecutivo envió un proyecto al Concejo Deliberante, que en su última sesión, aprobó la solicitud de un crédito de hasta $150.000 para pagar el sueldo anual complementario. ¿Gestión eficiente?, ¿Gestión ordenada? No.

Durante cuatro años consecutivos, Rujinsky aumentó los impuestos, las obras más resonantes de su gestión, fueron la Plazoleta del Bicentenario y las dársenas de estacionamiento frente al nuevo Palacio Municipal que fueron realizadas con fondos de la Provincia y ahora… no puede pagar aguinaldos. ¿Dónde va la recaudación de los impuestos? ¿Por qué aumentaron partidas presupuestarias después de la Campaña Electoral? ¿Por qué no le alcanza al Municipio para pagar sueldos cuando aumentó impuestos?

Esto demuestra una vez más, que la única eficiencia del Intendente es en disimular estos aspectos de su gestión y que, con la complicidad de los medios oficialistas, han silenciado cosas como estas, que ante la solicitud de un crédito para pagar sueldos, evaden el tema o lo minimizan.

En realidad, esta gestión ha sido eficiente, pero muy eficiente en aumentar, recaudar y convencer a los vecinos de un orden financiero que no existe.

 
     
  Las Varillas, 02 de diciembre de 2011  
 

LA JUNTA ELECTORAL MUNICIPAL ES INCOMPETENTE

 
     
   
     
 

La Junta Electoral Municipal (JEM), desde nuestra observación, equivocadamente, dice que carece de competencia material para entender respecto de la renuncia formalizada por Omar Antonio Basso ante ese Organismo.

La JEM expresa –para declararse incompetente- que no puede aceptar la renuncia del concejal electo en razón de haberse proclamado al mismo mediante resolución nº 9 (10-10-11) que se encuentra firme y consentida. Agrega que el artículo 172 de la Carta Orgánica establece una competencia taxativa y limitada y que, en función del artículo 62, es el Concejo Deliberante quien debe decidir sobre la renuncia que voluntariamente hicieren (sus miembros).

Estas son, en síntesis, las “razones argumentales” invocadas por la JEM para rechazar el pedido de renuncia presentada por Omar Basso, más allá –ó más acá- de las citas jurisprudenciales de la Corte Suprema, ya que -su inaplicabilidad- se ve atrapada por los agravios que giran en torna al artículo 62.

Dice bien la JEM que estamos ante una “situación extraordinaria y anormal que no se encuentra expresamente regulada”, por lo que se impone una tarea de interpretación e integración normativa. Pero se equivoca en la hermenéutica la JEM. La renuncia ha sido presentada en el interregno temporal que va entre la proclamación y la constitución del futuro Concejo Deliberante de Las Varillas.

El primer argumento de que el artículo 172 de la Carta Orgánica enumera –en forma taxativa y limitada- la competencia de la JEM, no resiste el más mínimo análisis, porque si se pretende aplicar –literal, limitada  y taxativamente- tendríamos que enumerar competencias que fueron ejercidas -de hecho- por la JEM.

La competencia, pues, no debe interpretarse en forma por demás restringida y estricta, sino en la naturaleza propia de lo que dice y asigna la letra y el espíritu de la ley, que es la de ejercerla en la plenitud de todo aquello vinculado a lo electoral, tanto en sus etapas previas, su organización y desarrollo, cuanto en el acto electoral mismo y sus consecuencias. En definitiva, no es necesario que la competencia esté escrita “literalmente” en el texto del artículo, cual “numerus clausus” sino de todo lo que se entiende o debe entenderse como atrapado por la materia electoral.

Es que, como lo admite pacíficamente nuestra doctrina y jurisprudencia patria, en concordancia con principios jurídicos y hermenéuticos incontestables, quien puede lo más también puede lo menos. Sí la JEM puede aprobar el comicio y proclamar a los candidatos electos, con la misma lógica, también puede aceptar una renuncia cuando el ciudadano electo TODAVIA NO ES MIEMBRO PLENO DEL CONCEJO DELIBERANTE. ¿Cuál sería el impedimento para hacerlo, si es la misma Junta Electoral Municipal la que debe comunicar al Cuerpo quien ha resultado electo?
Nuestra Corte Suprema ha reiterado siempre su conocida doctrina de que “es condición de validez de un fallo judicial que el misma sea conclusión razonada del derecho vigente con particular referencia a las circunstancias comprobadas de la causa” (Fallos: 236:27). En esta dirección ha sostenido –complementariamente- “que sin embargo, las causas sometidas a conocimiento no puede ser conducidas en términos estrictamente formales, ya que no se trata ciertamente  del cumplimiento de ritos caprichosos, sino del desarrollo de procedimientos racionales destinados a establecer la verdad jurídica objetiva, que es el norte de la justicia”. Las leyes vigentes disponen que los jueces tendrán -en cualquier estado del proceso- la facultad de disponer las medidas necesarias para esclarecer los hechos debatidos.
Y tal facultad no puede ser renunciada, en circunstancias en que su eficacia para la determinación de la verdad sea indudable, porque –en caso contrario- la sentencia o resolución que se dicte no sería la aplicación de la ley a los hechos del caso, sino precisamente la frustración ritual de la aplicación del derecho. Lo que ha pasado con ambas resoluciones de la JEM es que existe un apego desmesurado, riguroso y excesivamente formalista  en desmedro y perjuicio del renunciante Omar Basso. Pareciera que quieren justificar lo injustificable, porque con razones de neto corte formal e interpretadas con singular exceso, se excusa de entender en una causa que –sin dudas y como se ha visto - es de su competencia.

Los propios argumentos subsidiarios demuestran que, en el subconsciente, los miembros de la JEM saben que están cometiendo un desatino. Si no fuera así, el segundo argumento que intenta reposar sobre el texto del artículo 62 de la Carta Orgánica no tendría sentido ni razón alguna, desde que si el rechazo de la renuncia se debe a que la JEM se declara materialmente incompetente, allí debería terminar todo, sin más consideraciones al respecto.

Sin embargo, para justificar el desaguisado agregan “otro” argumento que, supuestamente, corroboraría el principal. Y, por aquello de que lo accesorio sigue la suerte de lo principal, no les va mucho mejor. Argumentan que el Concejo Deliberante “tiene la facultad de decidir sobre la renuncia que voluntariamente hicieren (sus miembros) a sus cargos”. Lo que demuele el razonamiento, son los mismos argumentos utilizados por la Junta Electoral Municipal.

En efecto: ¿Cuándo el Concejo Deliberante tiene la facultad de decidir sobre la renuncia que se hubiera presentado a cargos? CUANDO EL CANDIDATO ELECTO, DEJA DE SER CONCEJAL VIRTUAL Y PASA A SER UN CONCEJAL DE CARNE Y HUESO, PORQUE EL CUERPO DELIBERATIVO HA APROBADO SUS TITULOS Y PROCEDIÒ A RECEPTARLE EL JURAMENTO DE LEY. 

En ese momento deja de ser electo y pasa a ser miembro pleno y efectivo del Concejo Deliberante, por lo que resulta lógico y adecuado a derecho que sea el cuerpo quien trate las renuncias de los miembros ya incorporados. Pero hasta el momento que se concreta ésa circunstancia de la incorporación al Concejo Deliberante, es la Junta Electoral Municipal la que mantiene y conserva la competencia para decidir sobre todos los temas vinculados al acto comicial.

Entender y decidir lo contrario importaría tanto como una verdadera negación de derecho, porque sería tanto como aceptar, con absoluta ilegalidad, que Omar Basso tiene que esperar hasta el día 10 de Diciembre del corriente año para que el Concejo se reúna y pueda aceptar la renuncia. Y mientras tanto, en ese largo interregno temporal: ¿no existe ningún órgano que lo resuelva? Una Junta Electoral Municipal, de por sí PERMANENTE, nunca es incompetente y debería resolver todas y cada una de las cuestiones vinculadas al comicio, sin ninguna auto “capitis diminutio”, que se traduce literalmente: disminución de derecho. Lo expuesto es más que suficiente para demostrar la absoluta inconsistencia legal de la equivocada decisión de la JEM de  considerarse incompetente.

La Junta Electoral Municipal debería haber reconsiderado sus resoluciones y, en su reemplazo haber aceptado la renuncia presentada por Omar Basso al cargo de concejal municipal electo por la Ciudad de Las Varillas.

 
     
  Las Varillas, 02 de diciembre de 2011  
 

¿Por qué?

 
     
   
     
 

¿Por qué ningún medio oficialista le pregunta a Pablo Rujinsky de dónde sacó el dinero para realizar su costosa campaña electoral?  ¿Está prohibido?

¿Por qué ningún medio oficialista le pregunta a Pablo Rujinsky por qué no hace concursos para designar empleados? ¿Está prohibido?

¿Por qué ningún medio oficialista le pregunta a Pablo Rujinsky cuántos empleados puso en la Municipalidad sin concurso? ¿Está prohibido?

¿Por qué ningún medio oficialista le pregunta a Pablo Rujinsky cuántos monotributistas está pagando? ¿Está prohibido?

¿Por qué ningún medio oficialista le pregunta a Pablo Rujinsky por qué terceriza la gran mayoría de la obra pública? ¿Está prohibido?

¿Por qué ningún medio oficialista le preguntó a Pablo Rujinsky cuánto le costó a los varillenses la Plazoleta del Bicentenario? ¿Está prohibido?

¿Por qué ningún medio oficialista le pregunta a Pablo Rujinsky cuánto lleva gastado en el nuevo edificio municipal? ¿Está prohibido?

¿Por qué ningún medio oficialista le preguntó a Pablo Rujinsky cuánto entregó durante la campaña electoral en materiales de construcción? ¿Está prohibido?

¿Por qué ningún medio oficialista le preguntó a Pablo Rujinsky por qué nunca presentó el presupuesto municipal sin violar la Carta Orgánica Municipal? ¿Está prohibido?

¿Por qué ningún medio oficialista le pregunta a Pablo Rujinsky por qué le paga en cómodas cuotas a los empleados municipales? ¿Está prohibido?

¿Por qué ningún medio oficialista le pregunta a Pablo Rujinsky por qué no le paga puntualmente a sus proveedores? ¿Está prohibido?

¿Por qué ningún medio oficialista le pregunta a Pablo Rujinsky por qué luego de la elección ha dejado de ayudar a la gente que tiene necesidades, con el ritmo que lo hizo durante la campaña electoral? ¿Está prohibido?

¿Por qué ningún medio oficialista le preguntó a Pablo Rujinsky si es cierto que él y otros miembros de la Comisión del Pro Parque Industrial discriminaron a María Laura Valletto? ¿Está prohibido?

¿Por qué ningún medio oficialista le pregunta a Pablo Rujinsky por qué prefiere hacer la obra  pública con empresas privadas y no con la Cooperativa? ¿Está prohibido?

¿Por qué ningún medio oficialista le preguntó a Pablo Rujinsky por qué no cumple la Ordenanza que  creó la Comisión Pro Obras de Cloacas? ¿Está prohibido?

¿Por qué ningún medio oficialista le pregunta a Pablo Rujinsky si va a cumplir todo su mandato 2011/2015? ¿Está prohibido?

 
     
  Las Varillas - 23 de noviembre de 2011  
 

Pauta Oficialista

 
     
 
“...testimoniar un proceso que veo deliberadamente ocultado por el periodismo...yo solamente puedo darle protesta para defenderlo de quienes lo destruyen. Con lo que creo que construyo.”                   Dante Panzeri
 
     
   
     
 

En Las Varillas, la actual gestión municipal otorga, solamente, Pauta Oficial a los medios de comunicación y periodistas complacientes, benevolentes y condescendientes de Rujinsky. Adicta.

Para el medio de comunicación examinador de sus procedimientos, como el nuestro, que se atreve a señalar errores, realizar sugerencias, propuestas: nada.
La "Pauta Oficialista" tiene destacados medios que la reciben como premio y pago a la profusa difusión de las escasas actividades municipales y, esencialmente, como pago a tanta tibieza crítica hacia  Pablo.

Chicha y Limonada
Radio Regional, propiedad de los asesores municipales Marcelo "Chicha" Cersofios y Javier "Limonada" Dupraz, es el sitio donde habitan dos de los principales radicalizados defensores de Rujinsky: Adriana Rivero por la mañana; Gabriel RistRa por la tarde. Todo en materia informativa cubierto. Todo al descubierto.

Radio Identidad,  cuya licencia radiofónica pertenece al ex Asesor Letrado de la anterior gestión municipal de Rujinsky, el Abogado Luis Morelli, tiene como principal formador de noticias a Luis Ansaldi.  Mañana y tarde.

Al escuchar estos medios y periodistas oficialistas, que sí pasan a cobrar la “Pauta Oficialista" municipal de Rujinsky, el oyente puede presumir que afuera de su hogar hay una verdadera revolución varillense. Y que no existen problemas de los que la Municipalidad sea responsable. Luego, al salir de su vivienda y observar lo que realmente sucede ese oyente se pregunta: ¿Estoy viviendo en Las Varillas de la que hablan por la radio?

Chasman y sus Chirolitas
Adriana Rivero, Gabriel RistRa, Luis Ansaldi tienen línea directa con la gestión de Rujinsky. El Intendente sería su Chasman. Los periodistas oficialistas sus “Chirolitas”. ¿Por “chirolitas”? La conversación entre el ventrílocuo y sus muñecos suele ser entretenida para el público, pero el muñeco no aprende nada.
Ansaldi es el periodista que trabajaba en la Cooperativa en tiempos en que ésta sufría el faltante de gas y la conducción estaba en manos la Lista Verde y que fue despedido, en confusas circunstancias -ampliaremos- de la Cooperativa por Mauricio Loza, quien era Consejero por la Lista Verde y que dejó de serlo cuando perdió su rerereleccion con Gabriel Maggi. Loza es esposo de Carla Mandile, quien escribe, o al menos lo intenta, para el Padre Raúl Martini en El Heraldo. ¿Entiende lector por qué tanta “simpatía” de Carla Mandile y El Heraldo hacia Maggi y la actual gestión cooperativa?

Oportunismo
Un intrascendente Concejal alguna vez le sugirió al Intendente que incluyera en la distribución de la Pauta Oficial a Radio Cien Las Varillas. Hasta pidió un informe de como que se distribuía. Como si lo desconociera. El tiempo indicó que esa solicitud sólo fue oportunismo político de ese Concejal. Quién realizó ese pedido fue Gustavo Vázquez, en ese momento Bassista, hoy Chiocarelista, con la verdadera intención de desviar la atención política desfavorable de ese momento hacia su función legislativa. Lo ratifica que luego de ese pedido de informe, nunca solicitó su respuesta. Y si la recibió, nunca la hizo pública. Infantilismo descubierto. Aclaración: Jamás nuestro medio solicitó a Vázquez lo que pidió. Nunca.

¿Nadie?
En realidad ningún periodista, ni medio de comunicación varillense opina sobre la falta de otorgamiento de Pauta Oficial hacia Radio Cien Las Varillas. De puro sinceros que son.

Escuchando a los periodistas oficialistas, luego de la última elección municipal,  ya no pueden decir que nadie escucha Radio Cien Las Varillas, porque pareciera que un programa de 4 horas semanales en Radio CIEN Las Varillas, Quien Quiera Oír Que Oiga, es el programa que define elecciones. El más influyente. ¿Algún día lo será?

Ese intencionado análisis se debe a la estrategia radical  de poner palabras en la boca de la inocencia ciudadana a través de sus medios de comunicación, pretendiendo silenciar a la única voz disonante que existe hoy en Las Varillas. Algo improbable que suceda.

A este juego del oficialismo se suman los disfrazados de justicialistas que sienten tener una piedra en el zapato por la actual conducción del PJ. Algunas de estas voces tienen creado un partido que  enfrenta al PJ y que hoy, y hace tiempo, tienen más coincidencias y hasta reuniones conspirativas, como en abril pasado, para la Asamblea de la Cooperativa, con Rujinsky, en vez de con quienes conducen legítimamente el PJ local.

Los poquitos comunicadores que opinaron al aire sobre la falta de otorgamiento de Pauta Oficial  justificaron a Rujinsky; no podía ser de otra manera, con un encubierto "algo habrán hecho" los de LA 100 para no recibir pauta. Solicitarle una opinión a los medios que cobran la “Pauta Oficialista”, sobre  la discrecionalidad con que se distribuye la Pauta Oficial Municipal, es mucho pedir.

¿Qué habrán hecho?
¿Quizás tener valentía de mostrarle a sus oyentes y lectores toda su ideología? ¿Decirle al Intendente lo que no quiere escuchar y lo que pretende ocultar?
Para estos periodistas y medios oficialistas el que protege a Juan Pablo es un héroe varillense.  El que no lo “cuida”: un provocador.

Ejemplo: Si alguien del  clan Juan Pablo -Sergio Carranza- envía una nota a los medios atacando a “los peronistas de la Cooperativa”, esa información tiene amplia difusión sin necesidad de que esos periodistas deban realizar ninguna consulta con "los directivos de la radio". Al leerla no se olvidan de nigún punto ni coma. Se los aseguro. Existen audios de estos periodistas que ratifican lo que hoy escribo.

Si llega la repuesta a esa nota, la mayoría de la prensa oficialista la ignora. Los periodistas que reniegan del mote de oficialistas dicen que tienen que ser autorizados por "los directivos de la radio" para leerla. Y si el directivo -Gustavo Cugat- que pretende ser independiente, no la lee, la comenta suavemente y sin mencionar ningún nombre de los que tienen protección e inmunidad. Es decir miembros del Clan Juan Pablo. A eso Gustavo Cugat denomina “objetividad”.

¿Por qué?
Como nuestro enfoque es diametralmente opuesto al de los comunicadores oficialistas, me temo que lo más cómodo para muchos fans del intendente y medios adictos, es refugiarse en sus propias mentiras.

Esas falsedades que se pueden leer en los diarios como El Heraldo o Nosotros los radicales, o absurdos que se escuchan en Radio Regional o Radio Identidad,  tienen como objetivo, también, intentar silenciar la verdad y descalificar las voces disonantes.

Como también, en beneficio propio han silenciado las angustias y las necesidades de muchos postergados varillenses que han querido realizar algún reclamo en contra de la actual gestión municipal. Estos ciudadanos no tienen derecho al pataleo en los medios oficialistas.

En la prensa afiliada a Pablo tienen espacios a discreción los mentirosos y los calumniadores que van en consonancia con la prensa oficialista. El periodismo actual debe intentar, dentro de sus limitadas posibilidades, mejorar la condición de esos ciudadanos, considerados por el clan, de segunda clase.

Les decimos a los periodistas y medios disfrazados de independientes y objetivos; que nos permitimos opinar  porque permanentemente ellos lo han realizado  de esta prensa no oficialista.

Los periodistas oficialistas tienen una maraña de pactos con el clan. Nosotros, en cambio, todo nuestro compromiso es con los que no tienen voz y con los que sí la tienen, pero que durante décadas han intentado enmudecer. Podrán haberlos ocultado y silenciado, pero no podrán hacerlos dejar de existir y pensar.

 
     
  Las Varillas - 22 de noviembre de 2011  
  ¿POR QUÉ LORENZO J. ORTIZ? - Por Oscar Valletto  
     
 

Se quedaron con todo lo que él hizo. Carmen Corral  

 
 
 
   
     
 

¿A qué se debe tanta insistencia y tanta devoción por el Dr. Lorenzo Ortiz? Intentaré ser breve.

Cuando llegué a Las Varillas, allá por enero de 1966, convocado por el Padre Lorenzo Mensa para dar clase en el Instituto “Gustavo Martínez Zuviría”, lo primero que intenté fue imbuirme acerca de lo que era este pueblo a los fines de lograr una mayor aproximación con los que serían mis alumnos. Me recomendaron que leyera el Álbum Recordativo de la Formación de la Colonia y Pueblo de La Varillas. Fue tan  difícil conseguirlo que por un tiempo pensé que ya se había extinguido. Pero la fortuna  me hizo  disponer del que me facilitó Don Santiago Calvetti,  con todas las recomendaciones de que extremara su cuidado.

A la suma de su caudal fotográfico, que constituye un verdadero documento, están las primeras páginas, que nos regalan una muy rica semblanza de lo que fue nuestra colonia y pueblo desde que nació, 1900, hasta 1950. Están firmadas por el Dr. Lorenzo J. Ortiz.

Ante ese  hermoso esfuerzo tan meritorio llevado a cabo con  tanta pasión, surgió una segunda pregunta: ¿Quién era Lorenzo J. Ortiz? 
Yo, nuevo en estos lares, busqué la respuesta entre mis colegas docentes, sumando aquí y allá fragmentos de información, hasta que llegué, debería decir llegamos, a Carmen Corral, que dictaba Matemáticas, y que por la excelencia de su tarea, los padres de los alumnos se la disputaban para que fuera ella quien les dictara Matemáticas. Honesta, dinámica, alegre carácter y clara y sonora voz, tenía muy enteros los recuerdos, no tan distantes, y sobre todo, porque durante los últimos años de la rectoría del Dr. Ortiz, ella había sido alumna del aquel entonces Instituto Dalmacio Vélez Sársfield. Quiero decir que los escuchas de aquellas charlas no fueron solamente mi hermano Luis y yo, sino también otros docentes de la escuela.

Carmen, que comulgaba con Ortiz no por el pensamiento y acciones políticas, sino por su condición de hombre probo, creador y  generosamente comprometido con todas las necesidades, tanto las que  fueran las del pueblo como las de su querido Instituto, nos puntualizaba sin secuenciación  cada efectiva y activa presencia, y con  la sinceridad de su impudorosa  vergüenza,  nos señalaba como fue el final del Doctor con su éxodo de la dirección del colegio y del pueblo de Las Varillas para exilarse en la ciudad de Córdoba  hasta sus últimos días. En 1955 con el golpe cívico militar, renunció a todo porque, como él mismo lo dejó escrito,  tenía  “mi moral y mi espíritu roto”. Concluía Carmen sentenciando  que Ortiz se había despojado de todo, lo había abandonado todo, por eso subrayaba, que los “revolucionarios libertadores” se quedaron con todo lo que él hizo.

Recordó también, como los estudiantes pudieron en aquel setiembre abandonar las aulas y salir en masa a la calle, y como ante la casa y consultorio del Dr. Sársfield Escobar (esquina C. Pellegrini y M. Alvarez Luque), como nuevos savonarolas quemaron los libros propios de la asignatura que él dictaba, redoblando su sentimiento de  sentir vergüenza hoy como su  “vergüenza” de ayer, siendo la sentencia con que volvió a acusarse.

Por eso, aunque quizás tardíamente, quiero registrar hoy esto, para que sí, habiendo perdón,  haya memoria. Aquello no fue una simple anécdota sino genuina historia. Pero ello no se cierra aquí, es necesario que sea manifiesto el reconocimiento al coraje  de Carmen, capaz de esgrimir y explicitar lo que era su honesta verdad. La capacidad de autocrítica, esa virtud que exigimos de los demás pero que mezquinamos para con nosotros mismos. Los que tienen mi edad, y  los que me suman algunos años más, saben quienes acompañaron y celebraron aquel golpe y que,  localmente, tuvieron algún modo de participación activa. Pero hoy hacen mutis como si nada hubiera pasado. No se ha advertido que hubiera habido después vergüenza y arrepentimiento; más pareciera que todavía los asistiera el regodeo de la satisfacción. Salvo Carmen Corral, y Elvio Quico Diaz que este año denunció públicamente aquellos hechos, no hubo ni el menor signo de autocrítica.

Está claro: si  se realiza con sinceridad un verdadero acto de justicia, sumando este testimonio a muchos otros que a lo largo de los últimos años han salido  a la luz, no será posible seguir negándolo al Dr. Lorenzo J. Ortiz.  Cuanto más se quiera silenciarlo o sustituirlo, más su paradigmática personalidad irá creciendo en resplandor en nuestra ciudad.  Deberá entenderse y aceptar que, cuando y cuanto más impuesto quiera  ser el silencio, más luminoso y estruendoso será su estallido.

 
     
  Las Varillas, 01 de octubre de 2011  
  Estimado Ernesto Luis:  
 



 
     
 

Hemos recibido un correo electrónico de Ernesto Luis Oliva, opinando sobre nuestro medio de comunicación. Lo transcribimos a continuación:

Muchachos, son jóvenes y tienen mucho futuro. Pero para eso deben manejarse con más altura, dejar el resentimiento de lado y dedicarse a construir, no a destruir. Comparto el disenso y ustedes son el reaseguro de la democracia, pero esa triangulación Tribu 5 radio, tribu canal y cooperativa camarillera, hacen unas ensalada difícil de digerir. Están a tiempo, no lo desperdicien y recuerden que a veces los otros también tienen razón.

Ésta, es la respuesta de Gabriel Peloso, Director de Tribu 5:

Estimado Ernesto Luis:
Gracias por escribirnos y por posibilitarnos responder sus apreciaciones. No siempre se nos brinda esta oportunidad.
Todavía tengo presente una felicitación, injusta desde mí punto de vista, que me brindara su padre en una cena de Rotary Club Las Varillas, por un escrito mío en El Heraldo. Considero, humildemente, que su padre, socio fundador de Rotary Club Las Varillas y del que, creo, nunca fue Presidente, fue uno de los tantos hacedores que tuvo Las Varillas.
Ahora sí, respondiendo su epistolar, considero que la "oportunidad", en que realiza sus sugerencias, evidencian al mismo tiempo, sus verdaderas intenciones. Se agradece su tardío comentario, que evidentemente, ha tomado coraje, quizás, por un resultado electoral.
Hemos construido, mientras nos han querido destruir. Usted lo sabe. Cuando usted queda solo ante su espejo y en presencia de su sincera reflexión, sabe que es así.
El ser inmanejables para los que coinciden con usted, y reflexivos, incomoda su comodidad intelectual. Lo sabemos y usted también.
No creemos que la juventud tenga que ser expuesta, o la ancianidad, en un intercambio de pensamientos. Creemos que basta con exhibir y debatir ideas.
Un reflexivo Amigo, que nos sobrevalora, nos dice que somos: "El hecho maldito de la burguesía varillense". Su correo electrónico me hace comenzar a pensar, que tal vez, esté acertado.
Con respecto a la ensalada a la que se refiere, quizás sean los condimentos verosímiles que llevan incorporados los que no puede digerir. O porque su "paladar blanco" está acostumbrado al estofado que le han dado de comer durante tantos años Radio Regional y Radio Identidad. Ni hablar cuando al Canal Cooperativo lo conducían "libre de politización", sus correligionarios.
Sólo puedo hablar de lo que es absolutamente mío. Y con quien yo quiera. No es este el caso en que me interese hacerlo.
De la Cooperativa soy un simple asociado, como usted. Aunque sin el honor de haber sido Consejero. Acepto que tengo un indisimulable afecto hacia ella.
He observado, en estos últimos tiempos, desde fines de abril del 2009, para ser más precisos, a muchas personas que dicen querer a la Cooperativa, pero que evidencian que les molesta que ésta haya crecido tanto en estos últimos años. Y que encima tenga el tupé de dar excedente. Demasiada realidad. ¿No?
Las recomendaciones de cambio que usted nos indica, las agradecemos. Pero nuestro intelecto nos dice que es una exhibición suya de militancia política.
Nos agrada saber que dentro de sus conceptos está: "los otros pueden tener la razón". Qué habrá opinado usted con la Resolución 125, Cobos, Néstor Kirchner, Cristina 2011. Cobos 2...?
Tanto infantilismo conceptual que nos envió, no debió ser respondido. Fundamentalmente porque las insolencias disfrazadas de paternalismo, son hipocresía.

Un abrazo y que Dios lo bendiga.
Gabriel Antonio Peloso.

 

 
     
  Las Varillas, Junio de 2011  
  BAUTIZAR EL VUELO
 
     
   
     
 

Si hay adecuación y correspondencia en llamar vuelo a la poesía, será también lícito y hasta necesario, entonces, darle nombre, aquí en Las Varillas, a ese vuelo. Y esto ya es así a partir de la publicación del poemario Vuelo de Bautismo, por el cual podemos reconocer, por su excelencia, a la poesía varíllense con el nombre de su autora, es decir: Álida Jorja Allocco.

Hace mucho tiempo que se lo insistíamos a Álida para que nos hiciera el regalo de su arte con un libro: y aquí, por fin, está, porque cuando hay hoguera en un espíritu, ésta se transmite a los demás por el excepcional instrumento que es la palabra hecha poesía.

Con su obra la poetiza ha hecho el milagro de construir, a partir de las palabras que son nuestras, su propio vocabulario, con extensión tal que todos lo entendemos como si hablara nuestro propio idioma, el personal, pero con el acento de nuevas tonalidades e imágenes. De ahí que la impresión primera de que sean de segunda mano, se cancela de inmediato porque, con certeza, todas tienen su cuño propio y con una entonación no previsible. Es que no las devuelve por su contenido a la virginidad primera, sino que les otorga otro significado gracias a las emociones que les imprime y que estrujan el alma.

Encuentra otra expresión en el mismo sonido de la palabra, en su brillo, que sale afuera como una transpiración de los sentimientos. Las imágenes son su lenguaje, que es inconfundible, gracias a lo compacto y lo multicolor de lo concreto; están rellenas de tierra, de vida ordinaria, pero exultantes.

Es que fue capaz de renovar lo concreto por vía de la refiguraciones carnales, para no reiterar la insensibilidad de lo abstracto, en lo que no cae porque en cada verso hay reminiscencias de si misma.

En sus más de ochenta poemas, lo que no es poco, nos encontramos con muchas formas repetidas (algunas más de una docena de veces), con la misma ortografía, pero cuya resonancia semántica y vuelo son distintos, siempre nuevos. Allí tenemos: campana, campanario, vino, cintura, oración, girasol, calandria, gaviota, tarde, mañana, río soledad-nostalgia –ambas con el agregado de ausencia-, sábanas, garza, luna, tiempo, escarcha, sangre, ángeles, y las que confieren temas especiales, como los pájaros, los árboles, las flores, las estaciones, el amor… Al descubrirnos en ellas palpamos que no suponen una letanía monótona sino, por un lado, se advierte que responden a las urgencias de la autora; por otro, a la necesidad del lector, que cuando se demoran sucumbe a la tentación de realizar una lectura veloz para encontrarles otra vez esa vibración siempre distinta, de renovado vigor, que enciende las venas y agitan la fantasía, el espíritu.

Cada una merecería un capítulo aparte. Pero nos vamos a detener en “cintura” porque la variada gama de constantes mencionadas convergen piramidalmente en una: el eros. Nos regocijamos por esta su audacia. Pero nos adelantamos diciendo que el eros en Álida ni es pacato ni procaz; en sus versos se lo respira con presencia de lo epidérmico y el detalle anatómico, cuyo eje, dentro de un amplio elenco, creemos, es precisamente “cintura”. Pero, atención, con la impronta sin la cual no, de las impresiones y afectos que se anidan en el corazón. Como lo categoriza Alfonso Quintás: El cuerpo es el ámbito en el cual se desarrollan los procesos espirituales del amor. Y como una consecuencia, la poesía es la formulación para la comprensión y manifestación del milagro amoroso porque es el camino del lenguaje creador.

Lo que aseveramos y que plasma nuestra autora, está certificado desde hacen ya 2.500 años (?) en el Cantar de los Cantares. Los sobrecogimientos, el amoroso y el de la poesía, son de profundo respeto y sin enigmas, pero evolventes, comprometidos, llenos de sorpresas, por lo menos en su interpretación natural. En el acto de la unión personal se tejen dos ámbitos de los que surgen un sentido, un gozo, la belleza que es propia de la fiesta de íntima solemnidad.
Y esta fiesta, que forja la poesía, tiene como protagonista y autora aquí en Las Varillas, a una mujer, Álida, tal como en el antiguo Cantar, como lo aseguran algunos exégetas, solo que de ésta no nos ha llegado su nombre. Es extraordinario que haya sido y sea así y que nos llene de satisfacción y orgullo a los varillenses. Que sea el amor vivido en profundidad, en la plenitud de cuerpo y alma y en los cuales no caben las frivolidades por el ímpetu de la impronta femenina. La enorme cuota de ternura, que también se palpa masculina, es esencial: el hombre y la mujer se saben cómplices de un emprendimiento en el que convergen juntos.

Todo este poemario es un fluir constante de metáforas, pero tan diáfanas por su espontaneidad que determinan que el portento de su densidad no aparezca como tal para el lector. En las variaciones de versos libres o regulares y de rimas, impera el ritmo que se traduce en musicalidad cálida y suave, porque a las palabras no las grita sino que las acaricia.

Otra constante que se revela en la recitación de los versos, es la omnipresencia de la naturaleza, pero con una perspectiva para nada panteísta. En efecto, llama la atención que sean, de manera explícita o alegórica, los propios elementos que la integran los que ruegan, rezan, oran, recitan sus plegarias.

La mención de la divinidad es mínima, como en el Cantar, lo que no quiere decir que haya ausencia u olvido. Cuántas veces por su manipulada ostentosa invocación para generar un ventajoso espacio de poder, se cae en el fundamentalismo, y es allí donde por negación se da la ausencia.

La lectura lenta, espaciada y serena, nunca tumultuosa, de estos poemas, nos descubre un mundo interior que se desnuda en belleza, que obra como un talismán que redime de la soledad, de la distancia, de la ausencia, del dolor, de los silencios, que nos trae la bendición de la nostalgia, nostalgia que es gozosa porque por la evocación se reforjan los recuerdos para que dejen de ser tales y se conviertan en vivencias del presente. Y, por transferencia, además sean salud para todos aquellos que se bautizan en la corriente de sus versos versos.

Debemos agradecer a Álida por este exquisito obsequio; la felicitamos por haberse atrevido a esta hermosa empresa. Hace un tiempo nos alegrábamos con el don de Como llovidos del cielo de Miguel Ángel Pipo Taborda. Y estas dos satisfacciones no perimirán, nos van a acompañar siempre.

Esto no interferirá, antes bien nos alentará a la esperanza de que algún día se anime a lo mismo Raquel Cucco, de la que tenemos maravillosas muestras de su pluma. Estamos seguros de que algún día llegará…, porque no hay dos sin tres.

 
     
     
 

ASÍ EN EL DIARIO DE LA ARGENTINA COMO EN JORGE ASÍS

 
   
     
 

Con la promulgación de la tan hablada y peleada Ley de Medios Audiovisuales, como quienes quisieran realizar un repaso, están los que se sumergen en una nueva lectura de la novela (¿novela?) del Diario de la Argentina de Jorge Asís: Imperdonable, tan apasionante como irritativa, imperfecta y despareja, pero no importa, porque así debe ser, seductora, grande, polvorienta. Y es seguro que el eventual lector creerá que ante la reiteración de este ejercicio lo estará haciendo en otro idioma.

Pero no como aquel que habiendo aprendido de memoria, después de muchas lecturas, el “Martín Fierro”, la intenta en italiano, sino como el empecinado que se ha atrevido a La Divina Commedia, primero en castellano, quizá con no pocos bostezos, para después haber tenido la fortuna de ensayarla en la propia lengua de Dante.

Es que el Diario de la Argentina tiene poco de Purgatorio, nada de Paraíso, pero casi todo de Infierno, por lo que resulta ser una humana comedia. Una fotografía sin retoques de lo que acontece en cuanto a la desvinculación cruel entre las personas en la redacción de un diario. En esa suerte de corte de los milagros, el relator se muestra como impiadoso en cuanto a las miserias que exhibe de cada uno/a de cuantos/as allí desfilan. La ironía alcanza la hipérbole del sarcasmo, lo que quizás como efecto de la catarsis se convierte en misericordia en el ánimo del lector. Con esa ironía, por momentos grotesca, nos protege de la depresión, de la desesperación. Porque Asís cuando escribía esto, Utilizaba entonces sus conocimientos a la perfección, y de quienes más sabía era de los periodistas… Vista así, su impiedad está cargada de sensibilidad, de humanidad. Vale aquí la siguiente pregunta y que equivale a una reflexión: ¿El oxímoron de la insolencia de Asís es reverencial, solemne?

Sería casi una pena que los lectores se dedicaran a identificar tan solo al diario y a los personajes (muchos de los cuales son obvios), quizá parodiados, con los de sin originalidad, de la vida real. Porque aquí no están solamente los actores de un periódico de gran tirada, con escenas manifiestas y escondidas, sino que estamos todos, cada uno en su propio escenario, descritos.

Porque en esta dirección el trabajo de Asís puede estudiarse como una alegoría. No hay, ni hubo, ni habrá institución, ni profesión, en las cuales, con la concurrencia de más de dos, que no sean el reflejo –por qué no, reproducción- de los hombres y mujeres de el Diario de la Argentina. Y es así que no sólo nos encontramos con la desmitificación y desmistificación del periodismo, que para aquellos que lo orbitan a la distancia, lo ven como una corporación aureolada por la inteligencia, la honestidad y plagada de riesgos insalubres.

Pero: ¿por qué son obscenos estos relatos? Porque obscena es nuestra vida. El verdugueo, el avasallamiento de las personas, las represiones, las infidelidades, las traiciones, las trepadas, las hipocresías, las encontraremos también en quienes se mueven en nuestro entorno, y si somos sinceros, en nosotros mismos. ¿Acaso no es un hecho repetido el del jefe que espeta “línea que baja es línea que se cumple”, pero ante el error evidente y del que es responsable, salva su propio pellejo con la canallada de “aquí no hay obediencia debida”?

Reflexiones análogas podrá formularse el lector desde cada una de las páginas que recorra. Y ese es el mérito de Diario de la Argentina. Porque no son necesarias ni fórmulas, ni direcciones hermenéuticas para rastrear esto que señalamos. El narrador habla con el lector desde el lenguaje de la confidencia; es decir de la confianza, de entrecasa. Quizás al primer golpe de vista puedan resultar pesadas aquellas densas páginas sin punto y aparte. Pero eso no es así, ya que lanzado hacia el primer párrafo, el lector se verá arrastrado por la corriente fluida del relato, para ir descubriendo, renglón por renglón, que las miserias son universales y cotidianas y no solo atribuibles a un sector. Es la amarga armonía que se puede encontrar en el caos.

Por fin, para cerrar, ante el espectáculo desfondado de estos universitos vacíos de trascendencia, los que muestra Asís y los nuestros y de los cuales somos espectadores y actores, llenos con las reiteradas estereotipias generalizadoras y reductoras, lo hacemos recordando un pensamiento de Italo Calvino: “Las estructuras absolutamente laicas suelen ser más represivas que las confesionales”. Acaso esta podría ser una clave, no sabemos si intencional de Asís, con la cual podamos leer Diario de la Argentina.

Nota: las citas en cursiva pertenecen al Diario de la Argentina de Jorge Asís.

 
     
 

Las Varillas. Junio de 2011

Desuniendo caminos



¿A dónde estuvo el Intendente Rujinsky y su gestión, hace un año, cuando los chicos de “La Vuelta del Perro” necesitaban una copa de leche?

El Intendente en su discurso de los últimos días ratifica que escucha, solamente, las necesidades que le hacen conocer sus amigos. Lejos del pueblo. Confirma que trabaja desde el Municipio, únicamente, para su sector. Las instituciones en las que transitan dirigentes con un pensamiento político diferente al de él, solo reciben migajas que caen de la mesa.

Algunos acusan a Rujinsky de hacer política con la frustrada inauguración del Centro Comunitario. En realidad sólo hizo uso de su habitual y entrenado oportunismo político. Se lo ve actuar con clara urgencia electoralista. Un ejemplo, durante tres años ni se acercó a la Iglesia para conocer sus necesidades. Ahora, en este año electoral, hasta lo recuerda, permanentemente, al Padre Raúl Martini en sus discursos. Terminante.

El oído indiferente
El oído sordo que Rujinsky le hace a los reclamos vecinales espontáneos, viene de tiempo atrás. Los más visibles fueron: Primero al “El Barrio del Bosque”. Ayer: “El Mitre”. Hoy: “La Vuelta del Perro”. El Intendente acusa de intentar perjudicar su gestión a los que públicamente le manifiestan sus desaciertos. Lo hace como siempre: sin aportar ni siquiera una prueba. Intenta hacer creer a los vecinos varillenses que detrás de todos sus errores existen travesuras endiabladas como las que él, junto a Carlos Vidal y Jorge Cravero, realizaban durante la gestión de Coiset. Solo ve buenas intenciones en sus obedientes y obsecuentes colaboradores. Sus funcionarios tienen miles de motivos –económicos sobre todo- para pensar como Juan Pablo.

La única coherencia visible del Intendente es la de mantenerse inflexible para realizar una autocrítica sincera. Se las ingenia Rujinsky para banalizar hasta el trabajo de las personas que se ocupan de las privaciones de los que más necesitan. Se lamenta de una politización que él mismo exhibe como excusa. La falta de trabajo del Intendente, a la par de los que si se ocupan, es lo que corroe su propio repertorio de justificaciones.

Para finalizar: No sabemos en dónde estuvo Rujinsky y su equipo de Gobierno hace un año; pero Sí conocemos en donde estaban los ciudadanos que pertenecen a “Malón”. Trabajando para palear carencias en “La Vuelta del Perro”.



 
     
 

Las Varillas. Abril de 2011

Todos contra uno y uno para todos
 
     
 


Con el mayor de los respetos:
Ante una nueva Asamblea General Ordinaria en la Cooperativa de Energía Eléctrica y O.S.P. Las Varillas Ltda., y por haber sido un asociado asistente a muchas de ellas, es que quiero expresar mi pensamiento:

La Cooperativa goza de buena salud. Sus últimos balances así lo afirman. Categóricos: más de dos millones y medio de excedente durante la gestión 2009/2011. Coincide este resultado con el período en que la “Lista Amarilla” es mayoría en el Consejo de Administración. Esta gestión se empeñó, evidentemente, en proteger a la institución que es la Cooperativa; pero no por la institución misma, sino porque es el ámbito natural de sus asociados. Por eso se perfeccionaron sus servicios y se crearon otros, como el mejor modo de protección. Y entre los asociados más inmediatos están los propios empleados; se ha de poner, también, el acento en esto: durante todo este período no se ha despedido a ninguno.

Breve historia de un intento de unidad
En 2008 Maggi, como simple asociado, visitó al entonces Secretario Cooperativo de la Lista Verde, Raúl Maggia, llevando la idea de conformar una lista de unidad. Encontró un rotundo ¡no!, acompañado de la irónica sugerencia de que si quería participar que armara su propia lista. La armó. Hoy Maggi es el Presidente.

En 2010, la Lista Amarilla, teniendo la mayoría en el Consejo de Administración, vuelve a convocar a la unidad. El sector invitado solicitó a través de los medios, previo a la reunión, el cargo del Síndico. La Lista Amarilla, accedió. Sorprendidos los invitados verdes por esta generosa respuesta, exigieron más cargos.

También se los dieron. Aunque no en la cantidad que solicitaron en su enésimo pedido. Sergio “Tato” Carranza, negociador y vocero del sector verde, y actual Presidente de la U.C.R. varíllense, dijo: -No a la unidad.

Nuevamente a armar las listas.
La Amarilla, respetando el Estatuto, llegó puntual. La Lista Verde, llamativamente, bajo sospecha, tarde. Dijeron desconocer el texto del Estatuto, ese mismo que habían reformado cuando fueron mayoría. Esto terminó por confirmar lo expresado por algunos asociados, que en los años de gestión verde, lo decían.

En 2011, el lema parece ser “Todos contra la Amarilla”. “La Multipartidaria anti Lista Amarilla” está conformada por radicales, juecistas, chiocarelistas, rujincistas y ex funcionarios de Coiset. Los únicos que no tienen lugar en esta “unidad” son “Los Amarillos”. El enemigo es uno solo y está en la mira. La Anti Amarilla, tiene como principales promotores a personas que en realidad se desprecian. Son sus máximos referentes: la ex Lista Verde y Daniel Chiocarello.

Lograron conformar una lista, la Celeste. El tiempo será testigo del resultado de este oportunista e interesado acuerdo entre personas que, sugestivamente, no aparecen en la lista.

La piedra en el zapato
Gabriel Maggi y el grupo que lo acompañó en la exitosa gestión cooperativa, son considerados por parte de la sociedad como futuros habitantes de España 51: la Municipalidad. El excelente trabajo en la Cooperativa lo refuerza. La Lista Amarilla comenzó a ser una piedra en el zapato para todos los sectores políticos que ven amenazado su futura continuidad del “vivir de la política”. Por ello es que se ha conformando esta especie de Alianza Delarruista. En “Cambalache”, mientras conformaban la Lista, algunas miradas parecían decirse lo que una vez escribió Borges: “No nos une el amor, sino el espanto”. Se debe reconocer que las excelentes realizaciones a las que se han arribado, como los más de dos millones y medio de excedente, en muchos ha producido no ya inofensivos celos, sino una muy peligrosa e insaciable avidez.

Certeza
Hoy se pueden confirmar dos cosas: si la “Multipartidaria anti Lista Amarilla” gana o pierde, debido al acuerdo oportunista que tiene como guía el resentimiento de sus principales gestores, lo hará sin dignidad. Cualquier cosa que le suceda a la Lista Amarilla, la aceptará con el decoro que le otorga haber sentado a su mesa, no a oportunistas, ni vengadores, sino que lo habrá seguido haciendo con asociados, los cuales quieren, solamente, el crecimiento de su Cooperativa y de Las Varillas.

Por ello mientras casi todos los dirigentes políticos varillenses están contra la Lista Amarilla, esta lista sigue trabajando para todos sus asociados.

Gabriel Antonio Peloso
Simple asociado de la Cooperativa
de Energía Eléctrica y O.S.P. de Las Varillas Ltda.

 
     
 
Las Varillas. Marzo de 2010
 
  Dime con quién andas…  
   
 
 
 

Como sucede antes de cada elección municipal, el sueño de aumento de sueldos se volvía a reinstalar. La relación preelectoral 2007 entre el SUOEM y el Intendente Rujinsky, era para los empleados, una puerta abierta a la ilusión. El espejismo se apuntalaba en que el actual intendente de Las Varillas, con sus palabras, y pose de artista serio, pintaba ante los ojos de los empleados municipales hermosos paisajes futuros. Nada que envidiarle a Fernando Fader, ni a Malanca, ni al Fray Guillermo Butler. Los ofrecimientos se diluyeron, y el engaño se hizo inocultable cuando Rujinsky consiguió ser elegido sucesor de Coiset.
Los empleados que estuvieron durante la gestión anterior del actual Intendente, señalaban que los trabajadores del SUOEM nunca tuvieron nada en común con Rujinsky. Sabían de la proximidad de otra decepción. Las promesas en el aire, que hizo Juan Pablo en el edificio del mismísimo SUOEM, era la presencia remozada del engaño. Con un poco de ingenuidad y de necesidad, los gremialistas se comieron el amague.

Asesoramientos previsibles

Los que siguieron el trabajo, en la Cooperativa, de Marcelo Cersofios y Javier Dupraz, actuales asesores del Intendente y dueños de Radio Regional Las Varillas, estaban seguros que el SUOEM iba hacia una acumulación de desencantos.
Los “radiodifusores” fueron también, vaya causalidad, los dueños de las decisiones de los consejos verdes de Administración, esos que gobernaron mayoritariamente la Cooperativa durante la última década. Aquellos asesoramientos cooperativos, incluyeron hasta el despido de un ex combatiente de Malvinas, con el irreverente argumento de la “pérdida de confianza”. Suficiente para conocerlos.
Años más tarde, a un empleado “políticamente correcto" con el Consejo Verde, ante un contexto igual, lo mantuvieron en su cargo. A una socia con la misma “dificultad”, se la premió incluyéndola en la Lista Verde. De esa manera la llevaron a ser miembro del Consejo de Administración. En síntesis: ante situación equivalente, para el “políticamente incorrecto” –peronista-, el despido. Para los “políticamente correctos”, un premio.

Confirmación

Conociendo a los que deciden hoy en el municipio, no sorprenden las declaraciones de los integrantes del SUOEM diciendo que Jorge Frandino, Secretario Adjunto del gremio sufre de persecución por la actual Gestión Municipal.
Como prueba del desplante de la gestión de Rujinsky con el Secretario Adjunto del Sindicato, los gremialistas expusieron las decisiones del Intendente. Si no son contundentes, son al menos llamativas. Cuando el actual Secretario de Gobierno de Rujinsky, el óptico Jorge Cravero, al esforzarse en mostrar el cambio en el puesto de trabajo de Jorge Frandino como algo “normal”, refuerza el argumento del sindicato de “presión psicológica”. Y así desmesuradamente los llama en entrevistas radiales: “los mentirosos del sindicato”, lo confirma.

 
 


 
 
Las Varillas. Marzo de 2010
 
  Proyecto individual  
   
 
 
 

A Daniel Chiocarello le faltó coraje en el 2007 para ser candidato a Intendente por el Partido Justicialista. Tuvo el sello del partido político que creó Juan Domingo Perón en sus manos. Logró lo que todo peronista varillense sueña: ser candidato a Intendente por el “PJ”. Él, lo rechazó. Después se auto victimizó con su huida.
Repitió, aunque con algunas diferencias, lo que hizo en el año 1991 cuando al cierre de listas, se bajó. Una técnica inteligente para posicionarse para su próxima peripecia política. Intenta siempre sobrevivir, salvarse sólo.
Luego de la fuga 07, argumentó que lo hizo para que “su” partido ganara y no perdiera con dos candidatos. Sin embargo, todos saben que Chiocarello estaba convencido, encuesta en mano, que no podía ganarle ni a Rujinsky, ni a Basso y fundamentalmente para preservar “su” ropa.
El estallido del proyecto personal “Chiocarello Sigue”, en la última elección municipal, desintegró el significado mínimo de su autoproclamada lealtad peronista. Algunas fuentes indicaron que, despechado, realizó acuerdos políticos con los dirigentes radicales que le mandó Rujinsky. Aprovechó el actual Intendente, una vez más, la frágil rectitud ideológica de algunos dirigentes, como también el malestar que le originó a Chiocarello tener que declinar su candidatura. Los “enviados”, señalan, fueron Carlos Vidal y Víctor Linares.
Desde que Chiocarello bajó su candidatura 2007, su primer objetivo fue que Omar Basso no tuviese chances de volver a ser elegido Intendente. Lo logró. El fracaso del candidato que tuvo el peronismo en el 2007, le dio esperanzas a su propia proyección. No obstante, ni así pudo cumplir su segundo objetivo, borrar a Basso de la competencia partidaria. Las distintas encuestas que se han realizado en la ciudad así lo demuestran. “Chuca” recién aparece en cuarto lugar, detrás de Coiset, Basso y Rujinsky.

Fabricante de seguidores

Chiocarello es un dirigente que no genera líderes. Con muy poco, sabe que le hacen sombra. Pretende sólo crear seguidores. Un pecado común en esta clase de dirigentes de proyecto individual. El “Daniel” logra que sus “compañeros” deban cuidarse mucho menos de los rivales. Para custodiarse, del que tienen, supuestamente, al lado. Cuidarse en la misma trinchera.
El ex Presidente del Concejo Deliberante realiza a menudo una autovaloración heroica cuando se refiere a su participación política. “Cuando integré listas, siempre gané”, se lo escucha repetir a menudo. Impregna en el aire su individualismo interminable. Una actitud severamente perjudicial para “su” partido.

Creación

Hace un tiempo dijo que si no lograba ser el candidato a intendente del peronismo en el 2011, iba a crear un partido local. Ante esto, viejos justicialistas dicen que Chiocarello debiera proponerse, de una vez por todas, la experiencia de saber convivir partidariamente, aunque no encuentre los resultados que espera, en un marco previsible de sensatez, o, caso contrario, prepararse para el exilio definitivo hacia su soñada “Unión Vecinal”.
Su estrategia 2011 es apenas resolver un problema personal. Él buscará imponerse sobre el “PJ”, deseo sostenido por su inagotable mezquindad política, aunque se esfuerce en demostrar todo lo contrario.

 
 


 
 
Las Varillas. Febrero de 2010
 
  Tándem desenmascarado  
   
 
 
 
Gracias al apocalíptico desmadre de Jorge Cravero en la Municipalidad, se ha instalado en la sociedad, más que un hecho de agresión a un periodista, el desenmascaramiento de la forma en que se ha desinformado a la sociedad varíllense durante una época en que Quien Quiera Oír Que Oiga ni, siquiera, era un pensamiento.
Tantos años sembraron vientos, que hoy cosechan tempestades. La alta temperatura del ambiente rujincista se debe, fundamentalmente, al desmoronamiento de la credibilidad de las estructuras periodísticas que siempre le permitieron concretar sus proyectos políticos. Los ciudadanos comienzan a hacérselo sentir. Esto produce en Rujinsky, en los funcionarios, y en sus “secretarios de prensa”: un cuadro estremecedor.
El tándem Rujinsky-Radio Regional, medio que es propiedad, entre otros, de Marcelo Cersofios y de Javier Dupraz, asesores municipales del Intendente, al sentirse desenmascarados en su estrategia política-periodística, tan efectiva como añeja, en un último acto desesperado, y sin innovar en el repertorio, pretenden ensuciar, probablemente, en un delirio demencial a los que revelaron su proceder interesado. No construyen debatiendo desde las ideas, sino  desde la difamación a todo aquel que consideren que no tiene sus mismos intereses políticos.
Inventaron, inventan e inventarán miles de novelas a todo periodista que no puedan comprar,  pero que difícil les será comprobarlas. Simplemente porque son inventos miserables. Y en esta tarea logran que cada día la población de Las Varillas los conozca verdaderamente y, poco a poco, los condene.
Los “Secretarios de Prensa” de Radio Regional, integrada  de hecho al habitado lote de funcionarios municipales, intentan impunemente engañar a los varillenses, y la “eterna secretaria de prensa de la U.C.R.”, con su incontinente oralidad destructiva hacia quienes la desenmascaran, y sin sustentar con pruebas tangibles su alocada cadena de mentiras, demuestra que su única función dentro del periodismo es “defenestrar” dirigentes justicialistas y ensalzar a Rujinsky, sus funcionarios y a los dirigentes verdes-cooperativos.

Colegas distraídos
Los periodistas locales que prefieren inclinarse por el silencio, demuestran que por conseguir beneficios, son capaces hasta de soportar similares portazos y epítetos. Insisten en creer que ser tibios los salva. Y a juzgar por las sorprendentes apretadas que se comieron algunos, parece, a primera vista, altamente improbable un cambio sustancioso en la actitud informativa de estos colegas. Pese a haber actuado francamente equivocados, y en reprochable nombre del error de interpretación, o de acuerdo a los fuertes intereses económicos de sus medios, hacerse hoy los distraídos, los reprueba.
 
noticias Las Varillas
Froggy | Informatica Avanzada
     
  © 2010 Quien Quiera Oir Que Oiga | Las Varillas (Córdoba)